PRINCESA

PRINCESA

Buenos días, por fin es viernes!! No sabéis las ganas que tenía de que llegara el fin de semana para poder descansar, salir y coser un poquito más tranquila, sin agobios ni horarios ni nada por el estilo, porque desde que empecé a trabajar no tenía horario fijo, iba casi todos los días pero en horarios y sitios distintos, hasta que ya este lunes empezamos con un horario fijo toda la semana y en el mismo sitio, ahora solo tenemos que rotar, unas semanas de noche, otras de tarde… pero al menos ya sabemos el horario y puedes planear tu semana, porque antes era una locura.. hoy a las 1 de la tarde, mañana a las 9 de la noche.. en fin.. cosas del trabajo. 😛 todo sea para pagar los estudios (L)

Respecto a la entrada, hoy os traigo uno de mis vestidos favoritos, lástima que haya perdido tanto peso y se me haya quedado grande :O Este traje que os enseño es de la NocheVieja 2011, como siempre, muchas ideas para un solo vestido y se empieza a cortar y hacer un día antes o el mismo día.

 Esta era la tercera fiesta a la que iba, en la primera llevé un vestido dorado recto, en la segunda opté por una falda en tonos dorados y un cuerpo de lentejuelas, (estos dos tengo que subirlos aún) y para el tercer año, decidimos que sería un vestido pero que no fuera en tono dorado como los años anteriores, ¡¡ni negro!!. Tengo la manía de ir siempre de negro, o combinaciones en negro, pero siempre he tenido claro que para una fiesta de Noche-Vieja que va todo el mundo de negro, (es el típico color que nunca falla), yo no iba a ir de negro, de cualquier color, pero nada de negro, (solo zapatos y medias). Tenemos un armario lleno de telas de diferentes colores y texturas, y ésta en concreto era para un traje de chaqueta para mi madre, pero al verla, vio que era la apropiada para mi vestido para ese año. Si os fijáis bien, el tejido es nada más y nada menos que.. ¡¡enagüilla!! La verdad que ese año, a pesar de llevar un palabra de honor y ser un 1 de Enero, puedo asegurar que no pasé tanto frío como otros años 😛 Hablando del vestido, ninguna chica había llevado uno en ese tono tan claro, es más, no se veían colores claros, por eso nosotras quisimos arriesgar con este tono. Una de mis ideas era un palabra de honor, nunca había tenido un vestido con ese corte, y me hacía ilusión un vestido así. Así que, teniendo ya el tejido y parte de la hechura decidida, solo faltaba la falda del vestido, que decidió que en vez de ir cosida por dentro, iba a ir cosida por fuera, como si fuera un dos piezas. A la hora de poner el bajo de la falda, vimos que se quedaba muy bonito con un poquito de cola, y además en ese año se empezó a ver esos vestidos con colas, unos mas pronunciados que otros, pero ya se iban viendo en las tiendas, aunque puedo decir, que cuando yo llevé el mío, apenas se veían. Una vez terminado y probado, como yo no iba a llevar sujetador porque se vería por detrás, (y a mí no me importaba no llevar…), para que no se notara absolutamente nada, se cogió un recorte de tela y se empezó a poner por el cuerpo, hasta que cogió la forma que véis en la parte del pecho.

Y este fue el resultado final.. como siempre, cuando entro a la fiesta, todas mis amigas se quedan flipando con mis trajes, y a mí me encanta que llegue ese día para que todos estén pendientes del traje que llevo, porque siempre tengo el secreto guardado hasta que me quito el abrigo en la misma puerta. 😉

Espero que os haya gustado tanto como a mí, un besito y a disfrutar del fin de semana :)

PRINCESA

PRINCESA

PRINCESA

PRINCESA

PRINCESA

PRINCESA

PRINCESA

PRINCESA

PRINCESA

PRINCESA

PRINCESA

PRINCESA

PRINCESA

PRINCESA

PRINCESA





  1. Que lindo el vestido, me encantaron las fotos, super románticas :)

    http://www.evstylediary.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *